REGIMEN DE VISITAS, QUE HACER DURANTE LA CUARENTENA

Dentro de los permisos excepcionales para transitar por la vía pública previstos en el decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio, se debate que sucede con aquellos progenitores que deban buscar a sus hijos menores de edad por la casa del otro progenitor para hacer valer su derecho al régimen de comunicación, pilar para el afianzamiento del vínculo filial.

Algunos sectores entienden que, dichos traslados quedan suspendidos en este período. Salvo si al momento de dictarse el aislamiento social, preventivo y obligatorio el menor de edad se hubiera encontrado en la casa del progenitor no conviviente o de algún otro familiar distinto a su centro su vida.  O cuando por razones laborales, de salud u otras causas de fuerza mayor el adulto responsable deba ausentarse del hogar en el que éste se encuentre.

Sin embargo, para otros, su permiso se encontraría contemplado entre las excepciones “personas que deban asistir a otras….que necesiten asistencia…a niños, niñas y a adolescentes…”Ello, siempre y cuando se tomen los recaudos y/o se cuenten con los medios necesarios (móvil de  traslado, cercanía de viviendas, medidas sanitarias precautorias –barbijos, guantes, higiene, carencia de sintomas-, entre otros) para que el encuentro se efectivice sin mayor dificultad, en vez de exponerlos a una situación de mayor riesgo que la que intenta evitarse. En pos de evitar abusos y dejar supeditado los regímenes comunicacionales al arbitrio de uno de los progenitores, por ser un derecho que le asiste al progenitor y a sus hijos recíprocamente.

Pero que sucede si uno de los progenitores decidiera unilateralmente que NO se produzca el traslado del menor de edad en este periodo de cuarentena al domicilio del otro progenitor no conviviente? Lo cierto es que su negativa, EN PRINCIPIO, no acarrearía consecuencias jurídicas ni sería considerado incumplido el régimen o su obstrucción un delito (por impedimento de contacto), aun cuando directa o indirectamente lo esté haciendo. Cuando su decisión vele por el intereses del niño/a y/o adolescente, atento que esta situación atípica afecta a todos a nivel mundial.

No obstante lo expuesto, lo cierto es que cada caso merece un análisis particular, por tanto no dejes de asesorarte y consultar con un abogado especializado, para que en este periodo tus derechos y los de tus hijos no se vean o sigan siendo afectados y/o burlados injusta e injustificadamente.

Pues, debes saber que aun cuando uno de los progenitores se amparase en esta medida de emergencia excepcional, tendrá que garantizarle al otro progenitor respecto a su hijo y a los hijos respecto a sus padres, el derecho a una comunicación amplia y fluida a través de otros medios alternativos, como lo son los distintos medios tecnológicos existentes (comunicación telefónica, mensaje de texto, whatsapps, video-llamadas, mail, entre otros) de no ser posible o contraproducente la presencia física.

Publicado por Erika Fernandez

🌼

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: